Nunca te fies de nadie, Daniel, especialmente de la gente a la que admiras. Esos son los que te pegarán las peores puñaladas

La sombra del viento

lunes, 7 de enero de 2013

Y cómo fue la cosa aquella...

Bueno, este año no ha empezado muy bien para mí. En el torneo del 4 de enero que el  CBC hizo me volví a separar los tendones, tuve que volver a la componedora, y me volvió a doler.

En fin, sólo era un comentario. Al final, en la cabalgata vi a muchos compis de clase (Ana, Migui y Nara) y por otro lado, también vi a compañeros de baloncesto (Giulli, Auria, Uxía y Luis).  Bueno, esto no viene al caso.  Lo que quería contar fue el numerito que montó JJ (no pienso mencionar su nombre, sólo pensar en él es asqueroso...¡puaj!). 
Cuando me vio en la carroza , se echó a reir (¡que anormal, por favor!) y murmuró una cosa a sus amigos. Se puso a gritar "¡Irene, Irene!". Y unas amigas que hice en la carroza y yo le lanzamos una auténtica pedrada de caramelos  (sí, de esas que duelen de verdad). Él se puso hecho una furia (¡hasta se tapó la cabeza y todo! Pobrecito, no le sirvió de nada) y le dijo a una chica que nos acompañaba "Oye, esa niña (señalándome) me está lanzando muchos caramelos (¿que tiene eso de malo? ¡Si soy muy generosa! (cara de inocente)" ¡Y la tía le respondió ! ¡Y DE QUÉ MANERA! "¡VETE!".  Y JJ le dijo (con una cara de Cristiano Ronaldo cabreado): "¡TRANQUILA, TRANQUILA!" (los que lo conocemos sabréis que es típico de él).
¡Y todos (incluidos sus amigos) nos reímos de él!
Jo, hoy se acaban las vacaciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada